La ONU defiende la lucha por un mundo más justo en el Día contra el Racismo

Ante el aumento de la xenofobia, los prejuicios y la incitación al odio, la comunidad de las Naciones Unidas se reunió el miércoles en el Salón de la Asamblea General para hacer un llamamiento a la acción con el fin de erradicar el racismo y la discriminación en todo el mundo.

La ceremonia anual para conmemorar el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial se celebra para recordar la masacre de Sharpeville, ocurrida el 21 de marzo de 1960 en la Sudáfrica del apartheid.

La conmemoración de este año coincide también con el 75 aniversario de la adopción de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Un legado perjudicial

En su discurso de apertura, el presidente de la Asamblea General, Csaba Kőrösi, subrayó la necesidad de realizar «esfuerzos incesantes» para combatir el racismo, ya que los legados de los sistemas racistas de esclavitud, apartheid y segregación aún resuenan en las comunidades, las instituciones y «también en nuestras mentes».

«Como un virus, el racismo muta y se adapta a diferentes épocas y contextos. Se dice que ‘el racismo es como un Cadillac, cada año hay un modelo nuevo’. De hecho, sus manifestaciones y síntomas pueden cambiar, pero la amplitud de su daño permanece intacta», afirmó.

El racismo y la incitación al odio asedian a las sociedades desde muchas direcciones, incluso a través de la tecnología y en línea».

El presidente explicó que los algoritmos pueden perpetuar los estereotipos y prejuicios raciales, mientras que la tecnología puede utilizarse para aumentar la vigilancia ilegal y reforzar las prácticas discriminatorias.

Un mundo más justo

Kőrösi instó a los países a «trabajar por el mundo justo e igualitario que la ONU fue diseñada para fomentar».

«Se lo debemos a los Emmet Tills, a los Malik Oussekines, a los George Floyds de este mundo, a todos aquellos que han sido presa del engaño creado por el hombre que es el racismo», afirmó.

«Se lo debemos a los Marcus Garveys, los Rosa Parkses, los Mahatma Ghandis, los Rigoberta Menchu Tums y los Nelson Mandelas de este mundo, a todos aquellos que han dedicado sus vidas a combatir la discriminación y la violencia racial».

Protesta contra el racismo en el estado de Colorado, Estados Unidos. (Foto de archivo)

© Unsplash/Colin Lloyd

Protesta contra el racismo en el estado de Colorado, Estados Unidos. (Foto de archivo)

Jugar con fuego

El Secretario General de la ONU, António Guterres, dijo que todos los países se ven afectados por la discriminación racial, que describió como un abuso profundamente perjudicial y generalizado de los derechos humanos y la dignidad.

«Cuando los gobiernos y otras autoridades utilizan el racismo y la discriminación con fines políticos, están jugando con fuego», advirtió, señalando que la consiguiente «conflagración de violencia y crímenes atroces» se ha reflejado a lo largo de la historia.

Combatir el racismo en todas partes

Guterres se sumó al llamamiento del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos para que todos los gobiernos adopten planes de acción nacionales integrales y con plazos concretos para combatir el racismo y la discriminación.

Los planes, que deberían estar en vigor en diciembre, deben incluir legislación y políticas antidiscriminatorias basadas en pruebas y datos.

El Secretario General también esbozó las propias iniciativas de la ONU para hacer frente al racismo dentro de sus filas, que incluyen el nombramiento de un Asesor Especial que dirige un equipo que está desarrollando formación contra el racismo.

«En las Naciones Unidas y en todo el mundo, debemos hacer realidad las aspiraciones de la Declaración Universal para todas las personas, sin distinción, exclusión, restricción o preferencia por motivos de raza, color, linaje u origen nacional o étnico», afirmó.

«En este año de aniversario, trabajemos juntos para erradicar el racismo y la discriminación racial y defender la dignidad y los derechos de todas las personas, en todas partes». 

El Secretario General António Guterres pronuncia un discurso en la reunión conmemorativa de la Asamblea General de la ONU para celebrar el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

Foto ONU/Rick Bajornas

El Secretario General António Guterres pronuncia un discurso en la reunión conmemorativa de la Asamblea General de la ONU para celebrar el Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

No hay espacio para la discriminación

En todo el mundo, demasiadas personas siguen enfrentándose al odio racial o luchando contra los grilletes de la violencia racial y la pobreza, dijo el alcalde de Nueva York, Eric Adams, en la reunión.

«La discriminación no tiene fronteras«, declaró. «La vemos en la educación. La vemos en la sanidad. La vemos en el cambio climático. Lo vemos en el acceso al agua potable y a alimentos sanos».

Adams tomó posesión de su cargo en enero de 2022 y es el segundo afroamericano que ocupa la alcaldía de La Gran Manzana, sede de la ONU. 

El alcalde enumeró las medidas adoptadas hasta la fecha para luchar contra la discriminación racial en la ciudad. Entre ellas, la puesta en marcha de la Oficina para la Prevención de los Delitos de Odio y la promoción de la diversidad a través del programa Rompiendo Pan, Creando Lazos, que reúne a personas de diferentes orígenes para compartir una comida y una conversación.

«Estamos progresando, pero debemos seguir mejorando, como ciudad, como nación y como comunidad internacional«, afirmó Adams. «En el año 2023, sencillamente no hay espacio para la discriminación por raza, género u orientación sexual en ningún lugar del mundo».

Source

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *